Calle Ramón Subirán, 14 3º Izda. 26500 Calahorra - La Rioja

El agua

El agua es un recurso fundamental, no solo para el medioambiente, sino para las personas. Su tratamiento previo y posterior al uso conlleva un importante consumo de recursos y de energía.

Es importante que en el trabajo y en nuestra casa actuemos de forma responsable para la protección del medioambiente, y que además nos permitirá obtener un importante ahorro en nuestras facturas. Por ejemplo, un grifo abierto derrocha de 5 a 10 litros cada minuto y el simple goteo significa una pérdida de 100 litros de agua al mes.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EL AHORRO EN EL TRABAJO

  • Si detectas fugas, averías o pérdidas en equipos, grifos, inodoros o tuberías de las instalaciones, notifícalo mediante una tarea dirigida a Servicios Generales o comunícalo a tu responsable, para que se repare cuanto antes.
  • Si presencias alguna incidencia relacionada con la pérdida o mal uso del agua, o se te ocurre alguna sugerencia que pueda contribuir al buen uso del agua en la Mutua, comunícalo, será de gran ayuda.
  • Usa el botón de media carga, el más pequeño, para realizar la descarga de agua en el inodoro.
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas las manos y siempre que no lo estés utilizando. Cada minuto que pasa con un grifo abierto se derrochan entre 5 y 10 litros de agua.
  • No uses el inodoro como papelera, evitas un vaciado de cisterna innecesario.
  • Usa un vaso de agua cuando te laves los dientes, evitarás tener el grifo abierto durante el lavado.
  • Sigue las indicaciones del fabricante durante la utilización de los productos de limpieza o de  desinfección.
     

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EL HOGAR

  • Llena el lavabo si necesitas agua para afeitarte, evitar tener el grifo abierto durante el afeitado
  • Dúchate en vez de bañarte. La ducha consume 4 veces menos de agua que un baño.
  • Coloca una botella de agua llena en la cisterna si no tienes botón de media carga o posibilidad de accionar parada durante la descarga.
  • Si tardas demasiado tiempo en tener agua caliente, da otro uso hasta que salga con la temperatura que necesitabas.
  • A la hora de descongelar alimentos no lo hagas bajo el chorro de agua. Sácalos la noche anterior.
  • Si friegas los platos a mano, no lo hagas con el grifo abierto.
  • Utiliza uno de los senos del fregadero para enjabonar y otra para aclarar. Si el fregadero solo tiene un seno, puedes utilizar un barreño.
  • Ajusta la dosis del detergente según la dureza del agua de tu zona.
  • Para conocerla dureza del agua, lávate las manos con jabón y si hace mucha espuma es que el agua es blanda. Si de lo contrario hace poca espuma el agua es dura. Ahora comprueba la tabla informativa que hay en el detergente.
  • Usa el lavavajillas y la lavadora con programas económicos o con el botón de media carga cuando se diponga de el.
  • Repara o revisa la instalación (gomas, grifos, tuberías, etc.), enseguida que percibas alguna pérdida de agua o disfunción, evitarás fugas.
  • Evita prelavados en la medida de lo posible. Utiliza solo la lavadora cuando esté llena.
  • Utiliza aireadores con reductor de caudal que permitan reducir el caudal de agua en los grifos de cocina y aseos.
  • Realiza las revisiones oficiales  y de mantenimiento periódico de los equipos que utilizan agua, evitarás pérdidas incontroladas.
  • Si tienes acceso al contador de agua, realiza controles periódicos en sus lecturas, sobretodo antes de ausentarte por un periodo prolongado. Esta sencilla acción permitirá detectar posibles fugas de agua o malfuncionamiento del contador.

EN TERRAZAS Y JARDÍN

  • Usa la escoba y el recogedor a la hora de limpiar una terraza, evitarás el uso de manguera
  • Es conveniente regar a horas de menos calor, perderemos menos agua. Elige especies de plantas que resistan bien a la sequía.
  • Utiliza el agua de cocer los alimentos o el agua sobrante de la secadora para regar las plantas.
  • Antes de regar las plantas comprueba la humedad de la tierra. Si hay viento no riegues.
  • A la hora de diseñar un espacio verde, estudia la posibilidad de cambiar el césped por las plantas tapizantes o cubrir con gravas, piedras o cortezas de árbol. Esto permitirá reducir pérdidas de agua por evaporación.
  • Agrupa las plantas de las mismas características, permitirá que riegues con más eficiencia.
  • Los árboles recién plantados exigen más agua, no cambies las plantas con asiduidad.
  • Deja crecer el césped hasta 5 o 6 cm, necesitará menos agua.

OTROS USOS DEL AGUA

  • Cuando laves el coche usa un cubo y una esponja. Es preferible ir a la estación de lavado más cercana ya que el consumo de agua será mucho menor.
  • Mantén limpia la piscina todo el año y tápala con una cubierta en invierno. Evitarás tener que vaciarla cada año cuando quieres limpiarla. Cuando el agua esté demasiado sucia no tendras que hacer uso de productos tan agresivos para el medio ambiente.
  • Infórmate sobre las nuevas tecnologías a aplicar a las instalaciones, que en muchos casos son sencillas, económicas y fáciles de instalar y sobretodo efectivas para el ahorro de agua (aireadores, reductores de caudal, etc.).