Calle Ramón Subirán, 14 3º Izda. 26500 Calahorra - La Rioja

Seguridad en altura: mantenimiento de superficies acristaladas

1 de Julio de 2013

OPINIÓN

Benito Cruz, Dtor Técnico GyC Seguridad

La arquitectura actual tiene, a día de hoy, enormes deficiencias en el diseño de volúmenes y espacios. Algunos de ellos son majestuosos y desafían la gravedad en lo concerniente a diseñar accesos y medios seguros, para que el mantenimiento de los mismos no sea oneroso para su propietario (privado o ente público).

Son muchos los profesionales que se hacen continuamente este tipo de preguntas:

  • ¿Existe responsabilidad legal, técnica o moral, de diseñar proyectos de arquitectura que faciliten los mantenimientos de los edificios de manera económica y segura, para que la obra se perpetúe en las condiciones que el arquitecto la diseñó?
  • ¿Quién determina los accesos seguros, permanencia y tránsito de los equipos humanos de trabajo?
  • ¿Es el arquitecto responsable principal de tener en cuenta los accesos seguros o procedimientos de trabajo adecuados, para realizar la debida conservación de su proyecto?
  • ¿Es responsabilidad del equipo técnico del estudio de arquitectura o de la dirección facultativa?
  • ¿De quién es la responsabilidad legal, técnica o moral si en un edificio, sea cual sea su diseño, un trabajador muere en un accidente al realizar los trabajos de mantenimiento por no disponer de los sistemas de acceso y seguridad apropiados? ¿Del que diseñó las instalaciones? ¿De la propiedad? ¿Del  contratista que realiza los trabajos?

Profesionales de la limpieza

 Acceder con seguridad, sin exponerse al riesgo de caídas a distinto nivel es prioritario, y los profesionales de la limpieza cada vez están más concienciados de no correr riesgos innecesarios. Por ello, muchos cristales de ventanales o muros cortinas existentes en esos volúmenes, que no disponen de accesos, se encuentran sucios, en detrimento del edificio, de la inteligencia de su diseñador y del sentido común.

El propietario, impotente, ve como su propiedad pierde valor y prestancia (el diseño se enmascara con una capa de porquería), los inquilinos calidad de vida (no hay cosa más triste que mirar el exterior a través de un cristal sucio), y el arquitecto prestigio, pues su diseño ve devaluada su armonía y estética.

Soluciones

Siempre que existan riesgos de caída en este tipo de trabajo es necesario utilizar un EPI anticaídas y éste debe contar con un punto de anclaje idóneo y seguro.

Para ello se presentan varias soluciones:

  • Protecciones colectivas (plataformas con barandillas, góndolas, etc.) 
  • Líneas o puntos de anclaje permanentes, instaladas en el interior o el exterior del edificio, puntos fijos o extraíbles, sistema de raíl o de cable, todos ellos anclados a la propia estructura.

Cuando existan riesgos de caída es necesario utilizar un EPI anti-caídas, y éste debe contar con un punto de anclaje idóneo y seguro.

 Todas estas soluciones pueden ser realizadas posteriormente a la ejecución de la obra, pero es mejor contemplarlas en el diseño original del proyecto. No en vano, las intervenciones posteriores son más costosas.:Anclajes desmontables y móviles, carros contrapeso, barras para puertas, eslingas, etc.

Las instalaciones deberán estar certificadas en su conjunto. Es muy importante que exista la documentación correspondiente, un procedimiento de trabajo que indique la forma de utilizar los sistemas, número de usuarios, cuáles son los EPI asociados, y el procedimiento para evacuar o rescatar a un trabajador que esté desmayado (plataforma de trabajo, góndola, etc.), o en suspensión de una línea o punto de anclaje.